El panel táctil matte de la pi-top, combinada con el diseño robusto de un botón doble, permite una suave interacción entre el usuario y el Sistema Operativo.